Bricoweek

lunes


Pintar la puerta, el techo del cuarto de baño, recoger los hierbajos del patio, fregar el suelo con cepillo para quitar la mugre, tirar plantas secas, ropa, sombrillas destrozadas por el viento, barbacoa oxidada, papeles, comidas caducadas, limpiar ventanas y persianas, quitar incrustaciones de huevazos de Halloween en la fachada, engrasar puertas, cortar la enredadera que se colaba en casa del vecino, tirar cristal roto del lavabo, comprar soportes de las estanterías de la cocina, poner halógeno fundido, comprar una tele a plazos, dar de baja Telefónica y solicitar ONO…..y muchas cosas más.

Ese es el legado de año y medio en mi éxodo particular. La adaptación va lenta pero a paso firme. El viernes llame a la secretaria y me dijo que la carta ya estaba disponible, pero a la señora se le olvido entregarla en el puesto de seguridad y no la pude recoger. Aunque lleve 15 años en la empresa, al estar en excedencia, no me dejan pisar las instalaciones, no vaya a ser que me de por ponerles un artefacto o me de por pegarle a alguien.

Poco a poco voy tomando un cafetito con los amigos. Con los compañeros del trabajo me limite a enviarles un email diciéndoles que ya estaba en casa, que habia tenido problemas “burocráticos” con la empresa y que contaran conmigo para lo que necesitaran. No es plan de llorarles y gritar ¡Por Favor…échenme una mano!. Solo me han contestado 3 de los 15, pero aun no he visto a ninguno. Es lógico, todos tienen familia, hijos y preocupaciones y tendré que ser yo el que se mueva, que para eso estoy mas libre.

Luna se esta adaptando perfectamente. Tiene dos patios para soltar sus “alfajores” marrones y sus pipises. Además se lleva toda la mañana al sol, como los viejecitos. Yo creo que es una perra Solar….

Otro gran descubrimiento es que han abierto un ALCAMPO a unos kilómetros de mi casa, en la misma carretera que me lleva al trabajo. Ya no tendré que echar de menos los yogures desnatados marca “Auchan” que tanto me gustan, sobre todo los de piña.

Y para rematar el año, regresa la abominable festividad de La Navidad. ¿Soy al único ser que no le gusta casi nada y cada vez menos? ¿Me estaré transformando en el señor Scrugge o en el Grinch?

7 Cosas que quiero decirte.:

Anónimo dijo...

para empezar un viaje siempre hay un primer paso y tu ya lo has dado asi q tranquilo q todo tiene q ir llegando ademas en cada cosa q hagas por tu amor y tu alegria y toda tu capacidad y siente orgulloso de todo lo q hagas por poco q sea por q solo lo estas haciendo tu sin nadie y eso es un gran momento y si a las 4 de la madrugada despues del primer sueño te despiertas sobresaltado con los ojos como platos y pensando en la soledad y enq va a ser de mi¡¡¡
solo relajate y dile a tu cerebro q no te caliente se energico con el por q para conseguir lo q tu quiereas tienes q mantenerte firme y solo hacer lo q tu deseas hacer no lo q desee hacer el pensamiento
un abrazo y suerte y animo y fuerza
pasa por mi camarote jejejej

zen ZEN zen

FIFTY-ZEN-50 dijo...

perdoname q soy yo el del comentario de arriba jejeje q se me olvido acreditarme .......
ZEN

Laura dijo...

Me alegro de que poco a poco te vayas adaptando. A mí la Navidad nunca me ha gustado, pero este año me va a permitir pasar más de 48 horas seguidas en casa, así que en cierto modo estoy deseando que lleguen.
Besos.

Stultifer dijo...

Por favor que alguien llame a mis albañiles que me han dejado el fregadero atascado...

Piel dijo...

Vamos, mi querido Axioma. Te has puesto laborioso. Eso es bueno para espantar los malos pensamientos. Te dejo un beso y ánimos para la espera.

Piel de letras

Di dijo...

Siempre cuesta volver a empezar, pero seguro que te irás asentando y sintiendo mejor día a día. Espero que pronto tengas conexión y te veamos a diario por aquí.Saludos!

Lúa dijo...

hola de nuevo!!!espero que todo esté yendo bien
(todo lo bien que puede ser) y que poco a poco vuelvas a la tranquilidad, sobre todo que seas feliz, biquiños!