FireNight

miércoles


Mientras devoro mi enésima tortita de Maíz Bio Century, de las que me declaro adicto, guardo los calcetines en su cajón. Desde que llegue estaban ahí,una gran bolsa repleta de bolas de calcetines, en un rincón de la habitación, esperando su turno para reposar en su sitio.

Mi casa huele a fogata, ayer cuando ya tocaba irse a dormir, puse una cazuela con agua para rellenar la bolsa que le pongo a Luna. Subí a la habitación y cambie el teléfono de sitio, apague el ordenador y me cepille los dientes. Bajando la escalera empiezo a oler a papel quemado y un humo blanquecino que inundaba el hueco. El corazón se acelera cuando veo una luz anaranjada saliendo de la cocina. Un rollo de papel de cocina estaba ardiendo a fuego vivo sobre la vitrocerámica. Apague la fuente de calor y moje todo lo rápido que pude un trapo y lo tire sobre las ya cenizas del papel. Abrí puertas y ventanas y saque a Bart el canario al patio. Encendí el extractor, recogí los restos y un simple vistazo para comprobar que ningún mueble estaba afectado.

Con el despiste puse un fuego distinto al que necesitaba, y a pocos centímetros estaba el rollo de papel, medio gastado, gracias a Dios, y con la temperatura prendió.

Menudo susto, pero mas por lo que pudo haber pasado si tardo mas en bajar.

Tengo siempre la precaución de apagar el termo de gas cuando termino de usarlo, un cartel detrás de la puerta recordándome de que no me olvide de las llaves, antes de salir compruebo puertas y ventanas, desenchufo router, halógenos y cualquier aparato susceptible de calentarse, pero un simple despiste puede provocar una desgracia.

Durante años estuve en el grupo de análisis de riesgos en la empresa. Recibimos cientos de cursos y normas , cada área tenia su propio manual de riesgos con los posibles peligros y formas de minimizarlos, pero siempre nos decían lo mismo, el factor humano es determinante, aunque pongas todas las protecciones del mundo, siempre habrá alguien que se las salte o se despiste, siendo la peor de todas la confianza adquirida por los años de experiencia.

Mi casa sigue oliendo a humo.



Por cierto! DI me ha otorgado un premio!! Gracias!! Ahora mismo lo coloco en la estanteria de Honor!

9 Cosas que quiero decirte.:

Piel de letras dijo...

¡Mucho cuidado, hermoso!
Cantidad de veces que por andar pensando en la luna y las estrellas, he inundado la casa al desatender la lavadora. Y también le he quemado la agarradera a mas de una cazuela. La peste a humo tarda en desaparecer, pero se irá.

Besitos

Rumbero dijo...

A mi nunca me ha pasado eso, y eso que soy un poco desastre, la mitad de los días me dejo algo enchufado!

Suerte que no paso nada!

A mi quizás me hace falta un susto suave para empezar a preocuparme mas.

La tele de hoy dijo...

Menos mal que no pasó nada. Ahora ya sabes, mas cuidado del que ya tenías.
¡¡Un abrazo!!

Di dijo...

Menos mal que no pasó nada, hombre prevenido vale por dos. A mi me da mucho miedo el fuego siempre estoy pendiente de que los enchufes no estén en contacto con nada que pueda prender, porque una vez planchando se me predió el cable del enchufe, qué susto vaya llamarada!
Saludos y es un placer compartir premios contigo!

Laura dijo...

Menos mal que todo quedó en un susto. Yo también soy de las que revisan todo antes de acostarse o salir.
Y enhorabuena por el premio.
Besos.

BRILLI-BRILLI dijo...

Un pequeño susto..ayer se me inundó media casa por la lavadora...tengo agujetas de recoger agua.Me gusta tu blog,te invito al mio...
Besos desde Valencia

Anónimo dijo...

POR TODOS LOS SANTOS CUIDADO CON LOS DESPISTES Q SALES UN DIA EN ANDALUCIA DIRECTO...........

CUIDADIN DESPISTE.........
ZEN

Anónimo dijo...

POR TODOS LOS SANTOS CUIDADO CON LOS DESPISTES Q SALES UN DIA EN ANDALUCIA DIRECTO...........

CUIDADIN DESPISTE.........
ZEN

Thiago dijo...

Asi mismito nos ardió a nosotros la cocina, mi madre dejó un fuego encendido (no era vitroceramica) con algo en una pota que se consumió y empezó a arder... No fue muy gordo pero hubo que cambiar algun mueble, pintar toda la casa.. y daba miedo pq con el hollín se ve que toda la casa estaba atravesada como por telas de araña tio.. una cosa tremenda... como una casa de fantasmas... bueno, claro, sera cosa de mi abuela, jajaa


bezos