Aeromiedos

martes


Hay cosas que nos causan miedo irracional y que no tenemos ni idea del motivo que lo produce, o mas bien si. Lejos de buscar los resortes que lo activa, una vez metidos en esa vorágine de sensaciones, lo mejor es aguantar y esperar que todo se acabe.

Me dan Pánico los aeropuertos y las estaciones, sean de autobús, metro, barco o espaciales, aunque de esta ultima no tenga mucha idea. Yo creo que solo oler esa mezcla de gasóleo con grasa ya me provoca terror.

No es que me de miedo volar, mas bien lo contrario. Se me pasa todo el nerviosismo cuando estoy sentado en mi butaca, con el cinturón colocado. Una vez que ya hemos aterrizado y comienza la gente a ponerse de pie para salir a buscar su maleta, vuelven otra vez mis miedos y mis sofocos.

Recuerdo que de pequeño tenia pesadillas recurrentes de que perdía el autobús de la excursión del colegio, o que me quedaba dentro del vagón de metro y mi madre en la estación, mientras yo la perdía de vista.

También me pasan cosas parecidas en los hospitales, pero aquí más que nerviosismo es agotamiento, me quedo sin energía y salgo casi arrastrándome. Las circunstancias de la vida me han hecho pisar numerosas veces los aeropuertos españoles y extranjeros, siendo curioso que hasta los 30 años no los use por primera vez. A partir de ahí ya ha sido un no parar, pero no desaparece esa angustia. Además siempre hago lo mismo, busco la mesa y cuando tengo el billete salgo corriendo a buscar la puerta de embarque, aunque queden horas por volar, y me siento allí. Miro el billete miles de veces, sin conseguir memorizar el número de vuelo. Busco el DNI, miro la fila y el asiento, lo guardo y a los 5 minutos lo vuelvo a buscar porque no me acuerdo de nada, y además creo que lo he perdido. La cosa se pone peor si viajo acompañado, porque ya me convierto en insufrible.



Incluso cuando voy a buscar a alguien que llega, me pasa lo mismo. Ayer, esperando a mi madre, estaba histérico, no porque llegaba, si no de ver a tanta gente allí, todos erguidos para ver a sus familiares a través de los cristales. Abrazos, gritos y carreras y yo con mi ataque. Seguiré investigando las causas de estos miedos irracionales, porque hoy en día es imposible escaparse de estos edificios infernales.

4 Cosas que quiero decirte.:

Laura dijo...

Lo tuyo es una auténtica fobia, yo que tú me la hacía mirar, sobre todo si frecuentas los aeropuertos. Por cierto, qué tal tu madre? Un abrazo sin espinas.

AxiomA dijo...

Llego bien, algo cansada porque el vuelo salia a las 23:00 y aqui llego sobre la 1 de la madrugada.La perrita hizo el viaje muy tranquila y cuando la sacamos del bolso estaba temblando, pero se recupero rapidamente. Lo de la fobia es , creo yo , a perder el vuelo, o a llegar tarde...yo que se! pero volar no me da nada de miedo...Besos y Gracias!!

jagg dijo...

qué curioso... yo hablo de BSO y tu de medios de tranasporte. Yo solo h e montado en avión 4 veces (contando ida y vuelta) en trenes de largo recorrido... unos 6-7... en bus mucho... y poco más....... quizás por eso para mi pensar en volar en avión es toda una aventura :) pero ya te acostumbrarás.... o eso te deseo

yeray dijo...

Pues menos mal que no viven es Africa chico, sino montar en avion te iba a resultar como coger el metro.

A mi me da tambien miedo, mi prima era azafata y murio en u accidente en MElilla, pero luego pienso, más muertos hay en las carreteras y me tranquilizo y ya cuando pienso en las 8 horas que tarda el barco frente a los 20minuos del avion, me voy directamente al pc y me saco el vuelo!

Cuestión de supervivencia!

Saludos de plástico