Falta poco

martes


Dentro de una semana llega mi madre a pasar un mes y medio de descanso y atenciones. Cada día que pasa, su movilidad es mas reducida, y aunque tenga que subir a un 3er. Piso, sin ascensor, ella se lo toma con paciencia y en 15 minutos, corona la cima de su sillón de masaje. Se pone allí, junto a la ventana y descansa todo lo que puede y merece. Vendrá con su típico equipaje de más de 35 kilos, que cuando lo abre parece el Mercadona; Chorizo, huesos salados para el puchero, Pimentón, Laurel, Queso, y de ropa poco más que tres batas y varias bragas, el resto de equipaje de medicina y la Insulina.

La primera vez que subió en avión fue hace un año, el verano pasado. Cuando estaba en su asiento, llama a la azafata y le dice “Mira Chiquilla, aquí en el borso esta los papeles del Ocaso, por si pasa argo pa que lo sepas y puedas entregarla a quien la pida” Mi madre no sabia que en un accidente de avión, hasta las azafatas necesitaran ayuda.

Esta vez viene con “invitada”. Trae a Lisa, un cachorrito de Pinscher miniatura, la mas pequeñita de una camada de 7. Todos sus hermanos pasan del kilo y ella se quedo en el medio, solo tiene orejas. Se ha empeñado en que me quede yo con esa belleza y completamos la trilogía del cachorro, pues mis otras hermanas se han quedado con otro de los perritos. Veremos como se da la nueva inquilina.

Aquí se asombraba de todo, de las vestimentas “pilinguis” de las inglesas, de las camisetas de redecillas de los guiris, que parecen “redondos de ternera”. De la cantidad de inmigrantes que se ven, de los kioscos de souvenir y las comidas “mundiales”. Preparara sus “cocletas”, su caldo de puchero “aunque fuera haga 40 grados, un puchero siempre sienta bien”, sus potajes de habichuelas, su tortilla de patatas etc. ¿Por qué llevo corriendo dos meses antes de que ella llegue?

Hoy iré a correr por la tarde, sobre las 20:00, a ver que tal se me da, porque ya es imposible hacerlo a las 9:30 de la mañana. El calor es insoportable y a los 30 minutos me creo morir deshidratado. Llevo botella de agua, pero a los pocos minutos se pone como un caldo de Avecren, y quema hasta el gaznate. En los dos meses he perdido 5 kilos.

Mañana me toca ITV y veremos a ver si no pasa nada “anormal”.

3 Cosas que quiero decirte.:

Thiago dijo...

ajaj, cari, que rica tu madre, los papeles del Ocaso!!! jajaja pobriña.

El caso es que se ve mucha ternura en tu post, cari... Ten cuiado con lo de correr a esas horas, yo veo a la gente sudando como pollos y no creo que sea bueno, eh

bezos

Ronaldo dijo...

ole y ole que viene mi zuegra, u la perrita ya.....
la pintare, la peinare, le dare ricos masajes en la piernas, pra su circulacion,le ponder su tinte, y agozar como uan loca con sus paseitos por palma... y ella me amenizara con sus ricos platos llenos de amor y cariño biennnnnnnnnnn ole mi suegra

Laura dijo...

Un post muy bonito, ya nos contarás qué tal lo pasas con ella y con Lisa. Y ten cuidado con el calor. Saludos.