Un dia más

viernes


Me aburro, me aburro mucho. No tengo alicientes, no soy capaz de cumplir metas. No hago el ejercicio que me toca, llega el verano y volveré a mis complejos. No me afeito y mi apariencia a un kinki va en aumento. Solo me apetece estar en casa, entre el sofá, la cama y el ordenador. La tele me aburre, veo películas a trozos, me asomo a la ventana y oigo la radio. Me he convertido en un autómata. He conseguido repetir mis pautas rutinarias aquí, como allí. Despierto, sofá, desayuno, correo electrónico, búsqueda de empleo, periódicos digitales, sofá, película, ventana, película, fregar, cocinar, sofá, correo, comer, fregar, sofá, correo, película, ventana, película, cenar, chatear, leer, dormir. Y así un día tras otro. Ningún salto, ninguna luz. Monotonía sin color.

Mi carácter antisocial, mi agria actitud, mi mundo opresor me puede. Contradicciones mas inseguridad= yo. Nos llevamos media vida buscando la Felicidad, cuando esta solo llega en pequeñas dosis y casi nunca se queda. La vida esta mas llena de lo otro, y nos negamos a vivir con eso, e incluso, sacar alguna lección del fracaso. El dolor, la pérdida y la tristeza están más arraigados al ser humano de lo que quisiéramos. La utopía de la felicidad duradera no existe, dejémonos de engañar. Quizas el problema se agranda cuando empezamos a donar nuestras miserias a los demás. El virus se propaga y infecta a los que esta a tu alrededor.

La Montaña Rusa, de la que hablaba un gran amigo mió, es la metáfora de la vida. Yo se, porque soy consciente, que ahora me toca la bajada. Tengo que aprender a valorar los esfuerzos, agradecer las manos que me agarran, sentirme dichoso de los abrazos y besos. El carro nunca se para, y veo, al final de la recta, una cuesta muy empinada, y aun tengo inercia.

3 Cosas que quiero decirte.:

Jelen dijo...

Hoy, ahora en este momento que te busqué en las lineas de tu blog, para romper y mirar mas allá de mi montaña rusa. Me di de bruces con tu Montaña rusa, pero sabes no creo que nos estemos cruzando en nuestros descensos... mas bien.. verte bajar, me anima a sonreir y agitar la mano como hacen los niños al saludar desde las atracciones y decirte... amigo nos vemos arriba!!!, o abajo.. o cuando acabe este viaje, quedamos, para seguir paseando juntos por este parque de atracciones que es la vida... bueno que me vuelvo a sonreirle a mi rutina, a veces no es fácil... pero esforzarse por sonreir tiene premio!!!...

Anónimo dijo...

ESTAMOS EN ELLO CHIQUITIN,yo lo intento ,intento crear esa pagina de la biblia de autoayuda pero ya ves comoe sta el panorama ayudarnos entre nosotros sera la mejor biblia de autoayuda un abrazo
hoy en mi blogg el pasaje de la india.........visitame pixa

Cj dijo...

Subir, bajar, levantarse, volverse a caer… sabemos lo que es eso, todos estamos en ello. Pero por primera vez lo comparto…
por eso agradezco el teneros como amigos