La Casa

lunes

La casa simboliza el cuerpo físico. Cuando soñamos con una casa, con sus muebles y su distribución, debemos fijarnos bien en los detalles, porque desde nuestro subconsciente nos están dando claves y pistas para saber que nos pasa. Una casa sucia o desordenada, con goteras, con las paredes desmoronándose, lujosa, con crujidos, sin luz, todo esto tiene su fiel reflejo en la vida real. Ordenar un armario es de las mejores terapias para normalizar nuestro cuerpo y nuestra mente.

Todos habréis sentido cuando entráis en una casa por primera vez esa vibración latente en toda la estancia. A veces como un escalofrió que te recorre la espalda, otras como una sensación de tranquilidad y sosiego. Los olores, los colores, todo en una casa se armoniza al instante con nuestro cuerpo. Un simple rincón de una casa puede perfectamente hacerte sentir bien.

Cuando compre mi casa, estuve casi dos años sin habitarla. No me gustaba. Entraba en ella y me sentía agotado, me tiraba en el suelo para sentirla pero me angustiaba y solo quería llorar y salir de allí. Poco a poco comencé a limpiar las habitaciones y a quemar incienso por todas ellas. Compre cortinas en tonos azules, naranjas y verdes. Con el poco dinero del que disponía, en una de las habitaciones, puse un sofá cama, un mueble para la TV y una mesa. En la cocina una nevera y un microondas. Me propuse pasar una semana allí. Poco a poco la casa y yo fuimos conociéndonos. Descubrí detalles y acabados. Camine descalzo por toda la casa. Escuchaba sus ruidos y silencios. La reconciliación fue un éxito. Con el tiempo, a lo largo de cinco años, fui comprando mobiliario, pintando habitaciones y llenando cada rincón de detalles que me agradan. Mi mayor satisfacción es cuando alguien llega a mi casa y siente su aroma, su calidez y su paz.

2 Cosas que quiero decirte.:

Ronaldo dijo...

espeluznante si señor y a la vez bonito..... sigue escribiendo por que seguramente me ayudara a comprenderte besitos

Cj dijo...

ostiasssssss!
iba a dejarte un comentario y veo otro de Ronaldo…
me alegro mucho, y a la vez espero que ronaldo perdone mi necesaria discrección respecto a esta página

De todas formas, no me resisto a desearte que pronto tu nueva casa se convierta en un hogar con el que la comunicación sea instantánea y agradable

y por cierto…
si ordenar un armario es de las mejores terapias para normalizar nuestro cuerpo y nuestra mente…

ahora entiendo como estoy!
tendrías que ver mis armarios…

me alegro mucho de que ronaldo pueda disfrutar de las reflexiones que diariamente vas dejando