A veces llegan E-Mails....

sábado

..Que parecen que los ha escrito tu. Son vitaminas en formas de letras. Van directas al lugar indicado. Siempre supe que hay palabras que hieren más que cuchillos oxidados. La fuerza del verbo, al igual que el paracetamol, viene en distintos formatos.
Suelo hacer filtro de cada uno de los que recibo. Algunos me los guardo para mí, y solo hago uso de ellos en casos graves de ansiedad. Otros los envió al personal seleccionado. Me tomo el trabajo con seriedad y profesionalidad. Los especiales, los que curan, o despiertan se los regalo a personas "VIP`s". Son creaciones únicas y personalizadas. Cuando los leo se que "paciente" los necesita.
Hoy quiero que leáis uno conmigo:



Te acuerdas de...aquel tiempo, cuando las decisiones importantes se tomaban mediante un práctico... 'Pito-pito gorgorito... donde vas tu tan bonito?...A la era verdadera... pim pom fuera!'?

Se podí­an detener las cosas cuando se complicaban con un simple...”No ha valido” o ¡CASA!
Los errores se arreglaban diciendo simplemente... “Empezamos otra vez”
El peor castigo y condena era que te hicieran escribir 100 veces... “No debo.. “
Tener mucho dinero, solo significaba poder comprarte un helado... o una bolsa de chucherí­as a la salida del cole...
Hacer una montaña de arena, podí­a mantenernos felizmente ocupados durante toda una tarde...
Para salvar a todos los amigos... bastaba con un grito de...”Por mi! Por todos mis compañeros y por mi primero”
Siempre descubrí­as tus más ocultas habilidades, a causa de un ¿A que no haces esto?
No habí­a nada más prohibido que jugar con fuego...

TONTO EL ÚLTIMO Era lo único que nos hací­a correr como locos... hasta que sentíamos que el corazón se nos salí­a del pecho...
El “poli y ladrón” era solo un juego para el recreo, y por supuesto era mucho más divertido ser ladrón que policí­a...
Los globos de agua... eran la más moderna, poderosa y eficiente arma que jamás se habí­a inventado...
La mayor desilusión... era solo haber sido elegidos últimos para el equipo del cole...
Nunca faltaban los caramelos que tiraban los reyes en Navidad, ni el dinero que nos dejaba el ratoncito Pérez bajo la almohada...
GUERRA solo significaba arrojarse tizas y bolas de papel durante las horas libres en clase... Los helados y la leche con galletas constituí­an el grupo de los alimentos básicos y esenciales..
Quitarte las ruedas pequeñas a la bici significaba un gran paso en tu vida....
El mayor negocio del siglo era conseguir cambiar los diez cromos repetidos por el que hacia tanto tiempo que buscabas..
Hacer cabañas con ramas cuando íbamos de excursión al campo nos entretení­a durante horas...
hasta que vení­an a avisarnos de que tení­amos que marchar y llorábamos desconsolados...
Todos te admiraban si lograbas cruzar la comba mientras saltabas...
Era un gran tesoro si encontrabas trozos de escayola en los cubos de basura y poder dibujar en el suelo y jugar...
Sentarnos frente al televisor... a las 5 en punto con los ojos desencajados y ver “Barrio Sésamo” .Creerte Superman o Supergirl...
y ponerte el babi del cole a modo de capa mientras subidos en cualquier escalón deseabas con todas tus fuerzas poder volar como ellos...
Todas estas simples cosas... nos hací­an felices, no necesitábamos nada más.... un balón, una comba y dos amigos con los que hacer el ganso durante todo el dí­a...

SI PODEIS RECORDAR LA MAYORÍA DE ESTAS COSAS Y HE CONSEGUIDO QUE SONRIAIS, ENTONCES SIGNIFICA QUE HABEIS TENIDO UNA INFANCIA FELIZ...
Y QUE TODAVÍA OS QUEDA DENTRO ALGO DEL NIÑO QUE ERAMOS NO HACE TANTO TIEMPO...

NUNCA PERDAIS AL NIÑO QUE LLEVAMOS DENTRO PORQUE DA SENTIDO A NUESTRA VIDA!.


Y EL ÚLTIMO EN LEERLO... ¡¡LA LLEVA!!

1 Cosas que quiero decirte.:

Jelen dijo...

;-).... , no pienso perder a mi niña, para no perderme como mujer...Besitos y abrazosos, juguetones, off course!!!